13 jul. 2012

La submarinista de Paula Bonet

 
Quién no desea en este preciso instante sumergirse en el mar, y sentir esa sensación indescriptible del primer baño del verano,  el frio en la nuca, burbujas y burbujas, y ese calambre placentero que te recorre el cuerpo bajo una ola, mientras te atreves a abrir los ojos para caminar por el fondo marino, creerte una submarinista y sentir que otros mundos son posibles, olvidando por un momento este desvarío del nuestro, con un reset impregnado en sal.

No hay comentarios: